Add to Flipboard Magazine.

Alcove, las solapas que no te permiten molestar a nadie

Pasa en la biblioteca de la universidad o en un Starbucks, e incluso mientras viajas en avión, que quieres abrir tu laptop o leer un libro, pero te das cuenta de que pueden suceder varias cosas: la primera es que tu vecino (quien se sienta a tu lado), observe fijamente lo que estás haciendo; la segunda es que incomodes a las demás personas con algún sonido que reproduzcas; y la tercera, es que no te puedas concentrar por el ambiente externo o los movimientos de los otros a tu alrededor.

Fue precisamente buscando la privacidad y la comodidad de todos, que los diseñadores Yared Akaloud y Sergio Alemán Jr. desarrollaron Alcove, que bien podría pasar por la funda de un computador o por un maletín de documentos, pero no, su función principal es desplegar sus “aletas” para concentrar tu atención y evitar molestar a los otros. ¿A caso no es extremadamente pertinente?

Contra los entrometidos y a favor de los silenciosos

Es bastante incómodo andar pidiendo disculpas en cuanto lugar vamos, pero es aún más fastidioso tener que escondernos para concentrarnos en nuestros estudios o lecturas. Por eso, a la hora de abrir una laptop o un libro, debemos pensar en la manera de sacarle el máximo provecho y para ello existe Alcove: una sencillísima construcción en un material liviano que abre sus solapas para concentrar la luz, el sonido y demás incidencias en ti y tu trabajo, y no en los demás como habitualmente nos sucede.

Te puede interesar: Ono, un fidget para llevar al trabajo

Y es que a la hora de recibir una vídeo-llamada mediante Skype (por ejemplo), la voz del interlocutor viajará a través de las “aletas” hasta tus oídos, y no alrededor de la habitación donde te encuentres, difuminándose y perdiendo la calidad. Por lo cual podrás poner un volumen bajo, incluso sin necesidad de auriculares, y sentir las vibraciones e imágenes con la calidad habitual.

Alcove viene también con una barra de luz integrada para iluminar el espacio de trabajo cuando reemplazas tu computadora por documentos y/o libros. Así no tendrás que encender las luces de la habitación, mientras otros duermen y con la libertad de trabajar en cualquier lugar gracias a su portabilidad.

Una solución sencilla y efectiva que a todos nos sería muy útil.

Deja un comentario